P-47D Thunderbolt
Tamiya, escala 1/72


por Raúl Corral

Portada Tamiya Jug 1

¿Adictos al Thunderbolt sin hacer un Tamiya Jug? ¡De ningura manera! Había que conseguir uno y verlo de cerca. Aquí lo tenéis, en un reportaje paso a paso de los típicos en webmodelismo.com.

Mucho había oído sobre la gran calidad del P-47
Razorback de Tamiya y la verdad todo es cierto. En todas sus líneas es sencillamente soberbio. Llega en detalle a un nivel muy por encima de Revell y Academy (y seguro que de Hasegawa) si bien el precio es muy elevado. Con toda la calidad en detalle por el precio de un Tamiya te puedes comprar hasta casi tres P-47 de Revell! Pero bueno, si tus preferencias van por el detalle y calidad, el precio bien lo merece.

Como siempre abrimos la caja y echamos un vistazo:


DSC02729

Casi todas las piezas resultan conocidas después de construir tantos Jugs, sin embargo en todas ellas se ve que Tamiya va muy lejos en cuanto a detalle y refinamiento. Me llamó la atención el ala, que viene diseccionado en distintas piezas, dos de ellas se pueden encajar una vez pintado el interior de los pozos del tren de aterrizaje, facilitando mucho la labor de pintura de estas zonas. Las ruedas, en sus dos versiones de disco metálico o "agujereado", se añaden por separado al neumático, permitiendo fácilmente pintar las ruedas. En general todas las piezas suministradas tienen un acabado perfecto. Si hay que ponerle algún pero se lo pondría al capó del motor que tiene sus flaps cerrados. Por el precio bien podría Tamiya haber suministrado dos "cowls", con sus flaps abiertos o cerrados.



DSC02734

DSC02735

Las decals parecen de muy buen registro (no las usé en su totalidad, tan sólo para algunos stencils). Como de costumbre se incluyen las calcas o decals de los cinturones de los asientos. Cuestión personal de gustos el usarlos o no. Puedes representar dos cazas Thunderbolt:

- el P-47D "Little Chief", pilotado por el Teniente Frank Klibbe, del 61 Escuadrón de Caza, Grupo 56, en Halesworth, UK, 1944.

- o un llamativo
Razorback del 69 Escuadrón de Caza, Grupo 58. La cola en color gris medio y el motor parte en blanco con un bonito "pinup girl" llamada "Sleepy Time Gal" hacen de este pájaro algo único.


DSC02739


En mi caso me había decidido ya a usar una de esas extraordinarias decals de Lifelike Decals (Japan), que podéis ver comentadas
en mi artículo en la sección Reportajes. Concretamente me atrajo mucho un P-47D-15-RE Razorback, con número 42-76165 y código HL*C, avión destinado a usos diversos (enlace, comunicaciones...) en el 83FS, 78FG, en Duxford (Inglaterra). Tiene la rudder en blanco bordeada de una línea en rojo vivo. Los flaps del motor van en el mismo tono rojo. Además el capó del motor viene en cuadrículas blancas y negras. Como añadido el panel antireflejos parece que iba en un tono lila-violeta, bordeado también de una línea roja, y para más atracción este avión llevaba las barras y estrellas de la insignia de la USAAF en un color azul más claro que el usual... ¡Vaya pájaro! Tenía dos "WW" en la rudder, que se refieren a "War Weary", indicando que este avión ya no volaba más misiones de combate. Tanto en la hoja de decals de Lifelike Decals como en mi referencia 43 en Mi Bibliografía.

La gran atracción de este kit es sin duda la cabina o cockpit ¡Vaya maravilla! Es casi mejor que muchas en resina que se ofrecen en el mercado. Es perfecta en detalle. Ahora sí que se ve el por qué del precio de la maqueta. Si compras una mucho más barata y añades accesorios "aftermarket" (como una cabina extra) seguro que acabas pagando más...

DSC02731

Con tal lujo de cabina, no me esperé ni dos minutos para empezar a pintarla. Sin sorpresas comencé pintando las piezas en "US Interior Green". Tras dejarlo secar todo un día, apliqué unos lavados con pintura negra de enamel muy diluída en disolvente de Humbrol. Una vez seco, con colores de enamel negro, blanco, plata, amarillo y rojo, pinto todos los detalles, cuantos más mejor, y creedme que esta cabina de Tamiya tiene detalles dónde uno no se imagina... grandísima calidad que me dejó muy gratamente sorprendido.

DSC02896


El panel de mandos va en negro, luego le apliqué las decals o calcas de Tamiya que te permiten simular los relojes y mandos de control con realismo. Resaltar detalles salientes con pincel seco más unos desconchados finales, algunos hechos con lápiz normal y otros con color flat aluminium de Humbrol, acaban el trabajo de pintura. Como siempre la mano final de barniz mate igualará todos los trabajos de pintura anteriores. Como podéis ver en esta foto, utilicé la calca de los cinturones que Tamiya ofrece. En escala tan pequeña no quedan nada mal, quizás la próxima vez coloque esta decal sobre una tira de papel fino o plástico para simular mejor los cinturones...

DSC02911

DSC02927


Como no podía ser menos el encaje fue sencillo y perfecto:

DSC02930

Para la fase de pintura no me detendré demasiado. Ya he explicado muchas veces en otros artículos sobre Thunderbolts el proceso de pintura que sigo, así que mejor unas fotos paso a paso que repetirme de nuevo.


DSC03023
Motor y rudder pintadas en blanco de Tamiya. Los flaps del capó del motor en rojo de Humbrol.
No uní los estabilizadores horizontales para facilitar la pintura y más tarde, la colocación de las calcas.


DSC03029
Tras enmascarar la rudder y la cabina, aerografío Tamiya Chrome Silver X-11 (acrílico).

DSC03038
Pinto el panel antireflejos en un tono lila, hecho a base de mezclar dos colores de enamel, rojo y azul.


DSC03041

Tras dos días de secado, marco separadamente los paneles. Jamás dejéis los tonos metálicos uniformes, ya que estos aviones, incluso saliendo de fábrica, tenían diversos tonos plateados o en aluminio. Para marcar estos paneles nada más necesitáis un pincel muy fino, con el que vais poniendo algo de color Silver de Tamiya mezclado con un poco de negro acrilico, muy diluído en disolvente (el de Tamiya no es muy abrasivo y permite trabajar bien sobre las capas anteriores de pintura). Según pongáis más o menos disolvente, o más o menos color negro en la mezcla, os irán resultando diversas tonalidades que plaicadas en los paneles darán viveza y relaismo.



DSC03052
Uno de los inventos más grandes en la historia del modelismo: las "masks" para pintar las partes transparentes de cabinas. Uso la de Eduard, hecha explícitamente para el Razorback de Tamiya.


DSC03055 DSC03117

Mi parte preferida, colocación de las calcas o decals tras varias manos de barniz brillante de Tamiya. Las calcas de Lifelike son un lujo. Muy fáciles de despegar y colocar, bordes muy finos, delgadas para ajustarse muy bien a la superficie del modelo, resistentes a Micro Set y Micro Sol... en fin, perfectas. La única atención especial la requiere el tono rojo ofrecido en la hoja de decals o calcas. Poner cuidado cuando pintéis los flaps del capó del motor, así como los bordes de las alas, ya que el color rojo debe ser muy vivo (podéis mezclarlo con algo de amarillo) para igualarse así al ofrecido por Lifelike en sus calcas.


DSC03120

Y ya nos va quedando listo el Razorback de Tamiya. Mis manazas hicieron casi echar a perder la calca que simlua el borde rojo el la rudder blanca. Al final tuve que corregir algún pequeño desperfecto con pincel y algo de color rojo vivo de enamel. Si hubiérais dejado unidos los estabiliazadores horizontales de la cola, la colocación de esta delgadisima decal hubiese resultado imposible.


DSC03139

Para el motor sí que no me compliqué nada de nada. Color base en negro de enamel (gris oscuro para la pieza frontal). Una vez seco, unas manos de pincel seco con algo de color plata de Humbrol resaltaron todos los detalles y bordes. Y se acabó. Nada espectacular, aunque sí convincente.


DSC03189 DSC03190

DSC03193 DSC03194

Tras colocar las decals dí otras dos o tres manos de barniz brillante de Tamiya. Dos días más tarde comencé a marcar todas las líneas de paneles y flaps, así como a enguarrar algo el avión, siguiendo los mismos pasos que había hecho con el Mustang P-51 de los Tuskegee Airmen. Color marrón mezclado con algo de negro, disolvente de Humbrol (IDEAL para este cometido) y un pincel fino. Los resultados son muy buenos. Si alguna línea de panel, especialmente las más diminutas, no os ha quedado muy bien marcada, no os preocupéis, un lapicero normal de dibujo las dejará perfectas.

Las manos finales de barniz satinado de Humbrol, más una mate sobre el panel antireflejos lila, acaban la tarea.


DSC05071

Tras poner las antenas, unir el tren de aterrizaje (al que como casi siempre añadí un cableado casero), colocar los depósitos adicionales de combustible (pintados al igual que el resto del avión) y marcar las señales luminosas de navegación bajo el ala (¡algo que muchas veces nos olvidamos en los Jug's!) con ayuda de pintura enamel y mi famosa aguja de coser, puedo pararme por fin a contemplar este nuevo Thunderbolt de mi colección (por cierto, al final decidí dejar la cabina cerrada, me gustaba más de esta manera).



DSC05090


DSC05203

Conclusión: sí, es una maqueta cara, pero vaya lujo general de detalles. La cabina o cockpit es la mejor en 1/72 que he visto hasta ahora. El resto, como siempre con Tamiya, gran calidad general, encaje perfecto y sencillo, con instrucciones muy claras de seguir. Es sin duda alguna el mejor P-47 en esta pequeña escala y si algún día lo véis a precios razonables no os lo penséis ni un segundo, tanto si os gusta la USAAF como si no, y comprarlo. Esta maqueta es una pequeña joya de la que todo aficionado al modelismo debería disfrutar.


¡Haz click aquí para ver más fotos!

DSC05480

Fotos y textos son copyright © 2011 de Raúl Corral


volver a webmodelismo - reportajes