Messerschmitt Me 262 “Schwalbe”


DSC01037


Sin duda alguna el mejor avión de la Segunda Guerra Mundial. El ME 262 es el primer caza a reacción en la historia que entró en servicio, en 1944. Fue utilizado por la Luftwaffe en diversos usos: caza interceptor, caza bombardero, reconocimiento... 

Su apodo fue Me 262 “Schwalbe” o “Golondrina” ya que este pájaro es el más rápido haciendo vuelos de picado.


Para muchos pudo haber cambiado el curso de la guerra si hubiera entrado en combate tan sólo un año antes. Parece sin embargo algo exagerado ya que la maquinaria industrial aliada no tenía límites ya en 1943. Según el general de la Luftwaffe y as de caza alemán Adolf Galland, en una entrevista en los años 90, si el 262 hubiera visto combate un año antes se hubiesen podido derribar cientos de B-17’s del aire, sin embargo esto hubiera alargado la guerra (ya perdida) aún más y hubiesen muerto más civiles...

Pese a ver acción en condiciones de total dominio aéreo aliado, con miles de cazas sobrevolando campos de aviación alemanes, pistas de aterrizaje, escoltando a las formaciones de bombarderos... los me 262 derribaron en un año ¡más de 500 aviones aliados! (que hayan sido confirmados, el número de derribos reclamado era mucho mayor...) por la pédida de tan sólo 100 (la gran mayoría debido a errores mecánicos y fallos de los turbo reactores - poco fiables si se tiene en cuenta que eran los primeros en la historia aeronaútica y además fabricados con materiales de escasa calidad debido a los bombardeos constantes aliados sobre la producción alemana).

Su diseño arranca ya a finales de los años 30 y si no vió acción antes fue por los problemas de fabricación de fiables reactores. Unido a esto hay que decir que los mandos de la Luftwaffe nunca consideraron necesario concentrar todos los esfuerzos en el programa del Me 262 ya que contaban ganar la guerra con los aviones convencionales Bf 109 y Fw 190... idea que costaría meses cuando en 1943 era claro que la guerra estaba cambiando de rumbo y se dio máxima prioridad al caza a reacción 262. Además cabe destacar que cuando ya estaba preparado para entrar en combate Hitler tuvo la estúpida y brillante idea de usarlo como bombardero rápido.

Los aviones ya en producción tuvieron que ser modificados para poder llevar bombas. Además de esto hay que tener en cuenta que la idea de bombardero implicaba renunciar a la extraordinaria velocidad de estos cazas, en favor de la precisión.


me262-12
Despegue de un Me 262 de la unidad de pruebas Erprobungskommando 262
Imagen cedida por la fantástica web portuguesa "luftwaffe39-45"

                       

La presión de los principales ases y oficiales de la Luftwaffe hizo cambiar de idea a Hitler y al final "permitió" que un cierto número de 262 fueran usados como cazas.

Así poco a poco se fueron formando unidades de caza como la JG 7 (Jagdgeschwader 7), la primera unidad de caza a reacción de la historia, o la JV 44, formada por el famoso as Adolf Galland, tras ser degradado de su cargo de General de la Fuerza Aérea de Caza para pasar a ser un simple capitán de escuadrilla (debido a sus continuos enfrentamientos y discusiones con el corrupto Mariscal del Aire Hermann Goering). Galland pudo reunir en su JV 44 a la mayoría de los ases alemanes, que fueron llamados de los hospitales donde reposaban, de sus unidades en el frente del Este o de sus nuevos destinos (muchos habían sido degradados de puesto tras la Rebelión o Motín de los Ases, que se enfrentaron a Goering y Hitler al final de la guerra). Todos ellos se pasaron rápidamente a la JV 44 deseosos de volar en tan revolucionario avión.

En Marzo de 1945 se dotó a los Me 262 con un nuevo arma que hizo al caza a reacción el arma aérea más formidable de la guerra: los cohetes aire-aire R4M, que permitían destrozar a formaciones de bombarderos aliados fuera incluso del alcance de las ametralladoras defensivas de los bombarderos.

me262-17
Cohetes R4M, armados en un Me 262 al final de la guerra.
Imagen cedida por la fantástica web portuguesa "luftwaffe39-45"


Si a esto añadimos que el armamento normal de serie del caza 262 eran cuatro cañones de 30 mm montados en el morro (el impacto de un par de proyectiles era suficiente para derribar a un bombardero cuatrimotor) es fácil comprender lo que sucedió el 18 de Marzo de 1945...

Aquel día los aliados habían despachado una fuerza de 1.221 bombarderos acompañados de 632 cazas de escolta en dirección a Berlín. La Luftwaffe puso en el aire todo lo que tenía y podía. La unidad de caza a reacción JG 7 se puso en alerta y todos los cazas disponibles despegaron para interceptar la formación aliada. Aquel 18 de Marzo de 1.945, ¡37 cazas Me 262 de la JG 7! se lanzaron al aire... Debido  a su rapidez (en los picados llegaban a los ¡1.000 km/h!) y a su armamento los 262 derribaron en una pasada rápida a 12 bombarderos y un caza de escolta con la pérdida propia de tres 262’s. Los cazas alemanes eran sencillamente más rápidos que las torretas de fuego defensivo de los bombarderos aliados.

Sin embargo los aliados podían permitirse estas pérdidas. Era el 1% de toda la formación de bombarderos así que el impacto de los 262 fue más psicológico que práctico. Naturalmente los pilotos aliados que se enfrentaron por primera vez al 262 quedaron totalmente perplejos (algo normal de entender si pensamos en lo radical de su diseño: alas inclinadas en flecha negativa, por primera vez en la historia, motores a reacción con su particular ruido nunca antes escuchado, y la enorme velocidad a la que volaban).

Se construyeron muchas versiones del 262: biplaza de entrenamiento, biplaza de caza nocturna, caza nocturno con radares, bombardero, caza de asalto, caza de reconocimiento, caza pesado de asalto a bombarderos dotado con un cañón ¡de 50mm!...

Me262-A1aU4_2
Me 262 A-1a/U-4 armado con un cañón de 50 mm. Fotografiado por los sorprendidos americanos que lo encontraron tras la guerra.
Foto obenida en Wikipedia y de dominio público. El copyright no está determinado.


Los aliados estaban tan obsesionados con este avión que al final de la guerra equipos de inteligencia americanos, rusos, británicos... recorrían encarnizadamente todos los aeródromos alemanes y fábricas de aviones en busca de ejemplares y planes de construcción sobre la tecnología a reacción...

No en vano el General de la Fuerza Aérea Americana Carl Spaatz afirmó que si el Me 262 hubiera entrado en acción mucho antes y en un número mucho mayor de unidades, los aliados hubieran tenido que abandonar los bombardeos diurnos sobre Alemania.

La estrategia de caza al “Schwalbe” preferida por los cazas aliados era la de esperar a los 262’s en su regreso al aeródromo o en sus despegues, y derribarlos en ese instante, ya que las velocidades de despegue y aterrizaje de los 262 eran muy bajas debido a la débil potencia de sus reactores durantes esas maniobras. Ello obligó a los alemanes a mantener escuadrones de protección con Fw 190’s y Bf 109’s que volaban sobre los aeródromos para cubrir a los cazas de reacción en despegues y aterrizajes.

Los británicos ya tenían también en servicio (algo después de que el Me 262 entrara en combate) su avión a reacción: el Gloster Meteor, que usaron en la defensa de Londres derribando las bombas volantes V-1. Nunca se atrevieron a ponerlo en combate ya que sus prestaciones no superaron la de los aviones convencionales de hélice... y mejor fue así para sus pilotos. Pruebas efectuados tras la guerra demostaron la enorme superioridad del Me 262 en todos los aspectos salvo en la autonomía (los Gloster podían volar más tiempo).

En total se construyeron unas 1.400 unidades aunque sólo unas 200 vieron combate debido a la casi total falta de combustible en la Luftwaffe durante los últimos meses de la guerra.

me262-13
Me 262 de la unidad de pruebas Erprobungskommando 262 en vuelo
Imagen cedida por la web “luftwaffe39-45” (en portugués), extraordinaria, para
todos los amantes de la aviación y en especial de la Luftwaffe.


Su sucesor estaba ya preparado y en fase de construcción. Por suerte para los aliados nunca entró en servicio. Era el Messerschmitt P.1101 con alas totalmente en flecha y un armamento de 4 ó 6 cañones de 30 mm más 2 ó 4 misiles aire-aire (vieron muy poco acción, pero con éxito, en las últimas semanas de la guerra). Los americanos fueron los descubridores de este proyecto. La fábrica, en un escondido lugar de los Alpes, nunca fue descubierta hasta ese momento. Todos los planes y prototipos fueron llevados a USA y con ellos años después los americanos produjeron el F-86 Sabre.

p1100-22p1100-9
p1100-3
Me P.1101 tal y como lo hallaron los americanos al final de la guerra.
Imágenes cedidas por la fabulosa web www.luft46.com sobre todos los proyectos 
de la Luftwaffe previstos para el combate en 1946-47. 
Una web asombrosa y extraordinaria. No os la perdáis.



En fin, vamos a ver algunas fotos del Me 262 en el Deutsches Museum que os pueden ayudar a superdetallar vuestro próximo 262 en maqueta. Hay muchos y muy buenos: en 1/72 los de Revell o Academy, en 1/48 los de Tamiya y en 1/32 el de Trumpeter, por ejemplo.

El modelo expuesto en Munich es el original Me 262 con número de producción (Werknummer) 500071, fabricado en 1944. Entró en acción con la unidad de caza JG 7 (en el tercer grupo) y voló misiones de combate contra las unidades de bombardero aliadas. El 25 de Abril de 1945, a las 8:46 horas, su piloto (Hans Mutke) aterrizó por falta de combustible tras una misión, en Zurich-Dübendorf (Suiza), pasando a ser prisionero de guerra.

Ahí os van unas fotos...


DSC01038_2

DSC01040

DSC01045_2

DSC01066

DSC01068

DSC01079

DSC01080

DSC01098

DSC01056

A mi padre le encantó el Me 262

DSC01212

Y así fue en su día este mismo avión, el "Weisse 3"...

Me-262-white 3+
Fotografiado pocas horas después del aterrizaje en Suiza.
No se conoce copyright para esta foto.


Fotos en museo y textos son copyright © 2011 de Raúl Corral


Haz clic aquí para volver a webmodelismo.com - apuntes de historia